portadasobremi2

Me presento, mi nombre es Cristina. Y aunque mi padre decía que mi nombre es precioso, que lo eligió él mismo, pocos me llaman así. Desde el cole y en mis trabajos siempre he sido para todos “La Rubia”, hasta el punto de no contestar si me llaman por mi nombre, así que lo adopté como seña de identidad.

Desde muy pequeña me ha apasionado organizar todo tipo de reuniones, fiestas, momentos felices. Quienes bien me conocen saben que ahí empecé a dejar ver mis cualidades y/o defectos, según como se mire, como lo son ser una persona muy organizada, cuadriculada incluso y perfeccionista.  

Soy de las que piensa que la vida está compuesta de momentos, en nosotros está el disfrutar y compartir los buenos y el saber transformar los malos en aprendizaje. Por eso, quiero transformar los momentos de agobio y estrés en pura tranquilidad y hacer de los buenos, momentos únicos e inolvidables. 

Después de una larga trayectoria académica en la que he “coleccionado” conocimientos de distintos sectores, descubrí que nada de aquello me llenaba, y que los trabajos no me reportaron felicidad. Así que decidí volver a enfocar mi mirada en algo que me gustara realmente: la belleza. 

Me formé como maquilladora profesional y desarrollé mi trabajo con novias e invitadas de boda. y ¡qué feliz me hacía formar parte de un día tan importante! ¡Qué satisfacción más grande el ver que ayudaba, tranquilizaba y guiaba a las novias antes sus miedos, dudas y temores!. Pero yo quería más…quería acompañarlas durante todo el camino. 

Así que me formé como Organizadora de Eventos y protocolo, especializándome con un máster como Wedding planner. Tras varios cursos después y muchas noches en vela decidí dar el paso de ofrecer lo mejor de mí haciendo lo que más me gusta: hacer sentir especial a la gente en el día más importante de su vida.  




¿Quieres saber algo más sobre mí?

Soy una eterna enamorada de la madera, en todas sus formas, del toque verde que solo aporta la naturaleza, de la sencillez como forma de expresión y de las sonrisas que reflejan auténtica felicidad.  

¡No puedo vivir sin música!  Algunas de mis novias (y mis vecinos) lo pueden corroborar, ya que incluso en sus pruebas de maquillaje o el mismo día de la boda, pongo música para relajarnos y divertirnos a la vez. Soy de las que piensa que hay una banda sonora para cada momento del día, para cada momento de la vida, y yo procuro encontrar la ideal.   

Hacer de lo que te apasiona tu trabajo, es el mayor acierto. Así que hoy, me presento y os presento “Una Rubia de Boda”. 

 

Si te has quedado con ganas de saber algo más sobre mi o sobre qué es lo que puedo hacer por ti… ¡te espero detrás de este botón tan bonito! 

¡Espero tu mensaje! ¡Vamos a crear juntas la boda de tus sueños!